¡Vota por nosotros!

Vota diariamente por XatiyaRO para mejorar nuestra reputación y ayudarnos a crecer.

RagnaTOP - Top Ragnarok Online en Español Ragnarok private server
Ragnarok Online Top 100 private server

Autor Tema: 1.- El Ojo De La Muñeca De Porcelana  (Leído 981 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado sandruki

  • Reina de Payon, Aldebaran y territorios limítrofes...
  • Second Job
  • ***
  • Mensajes: 1582
  • Guild: Visual Rebeldes
  • Pj Principal: Saan
1.- El Ojo De La Muñeca De Porcelana
« en: 23 de Octubre de 2012, 23:41:40 pm »
 Las historias son a veces eso mismo historia... Para unos bonita, para otros fea, para unos real y para otros falsa aunque eso sí; se dice que nada es verdad o mentira todo depende del cristal con que se mira... Al final sólo queda la distracción y el recuerdo...

 Quien le guste le permito mandarme privado animándome a seguirla, quizás si recibo muchos la siga o quizás no...


El Ojo De La Muñeca De Porcelana


 El ajetreo dentro del castillo era tremendo; grupos de soldados vestidos con el uniforme negro de los Visual Oscuros avanzaban corriendo por los pasillos hacia las murallas, el sonido de las armaduras en movimiento y de los gigantescos golems de piedra que avanzaban hacia las posiciones defensivas quedaba silenciado por el griterío que montaban los capitanes de las compañías militares. El nerviosismo se palpaba en el ambiente; el rey de Chrono Of Legion había vuelto para intentar la toma del castillo por quinta vez y la batalla era inminente. Todos en el castillo menos una persona estaban alterados por aquella situación…

 Sentada en su trono del sitiado castillo de Kriemhild, en la ciudad de Prontera, la reina de Payon contemplaba los cofres que sus lacayos habían puesto a sus pies. Con un ademán de manos les ordenó retirarse y quedó allí mirando en la soledad de la sala del trono lo que tenía delante.

 El primero era un cofre de elunium puro, muy antiguo, con las siglas ya medio irreconocibles por los años de V.L. grabadas en el. Lo abrió despacio y observó su contenido con ojos melancólicos. No tenía muchos objetos dentro y sus manos sacaron de el un paño ajado por el tiempo; lo desdobló y una lágrima escapó de sus ojos al ver el ojo de la muñeca de porcelana en el centro de aquel estandarte…

                               =======================================

 Los barcos del gremio de Visual Lions habían arribado después de muchos años de guerras y conquistas en mil mundos olvidados al naciente mundo de Xatiyaro y sus miembros desembarcaban alegremente de ellos y se adentraban en aquel lugar en el que sabían vivirían mil aventuras.

 En los gremios antiguos como aquel no era una persona sólo la que dirigía todo sino que lo hacía un consejo y el consejo había ordenado la búsqueda del emperium, el objeto mágico que les permitiría formarse como entidad en aquel nuevo mundo. La individualidad no existía en aquel gremio y si el consejo y por ende el gremio necesitaban un emperium todos ellos lo buscarían cual grial hasta encontrarlo o hasta morir en el intento. Poco a poco y en pequeños grupos organizados por su Guild Master iban saliendo en su búsqueda…

“Tú irás acompañada por estos dos chicos.” Dijo el viejo y a punto de jubilarse Guild Master a la joven acólita al mismo tiempo que señalaba a un par de ladrones.
 
 “ah ¿yo pk tengo k ir kon nadie?  yo pillo el empe ese d las narices antes k nadie buah no me krees, k feo, esta misma noxe esta el puto empe aka…” Protestó ella mientras ponía cara de ofendida y hacía pucheros.

 “Sandrita, Sandrita, Sandrita…” Contestó él con voz de pocos amigos para luego añadir con voz mas enérgica “Sé que serás la primera en traerlo, que tú me sustituirás y por eso mismo irás acompañada. La obtención de nuestro emperium debe ser cuanto menos de forma honorable y ellos te seguirán y se asegurarán de que así sea…” Luego acercó sus labios al oído de ella y la susurró “Y además no me fío de ti, tonto sería si lo hiciera…” Y así dictó él sus órdenes y se quedó mirando como partía el pequeño grupo con la tranquilidad que tiene quien está a punto de retirarse y olvidarse ya de problemas.

 “Bueno San ¿Dónde iremos?” Preguntó uno de los ladrones, el tranquilo.

 El otro ladrón, el nervioso, comenzó a escupir por la boca como era habitual en él “Sí joder ¿Dónde coño vamos a ir?, ¿Qué pollas vamos a matar? Estos cabrones estarán matando mobs ya todo el día y nosotros aquí sin equipo, sin nivel, sin zeny, sin una mierda y encima con la tonta pollas rubia al mando…vamos a hacer el pavo, el puto ridículo…”

 Ella le contestó suave, ya eran años a su lado en muchos mundos “Pelirroja cielo, soy pelirroja y nos iremos a una ciudad a preguntar donde esta la zona de comercio de este mundo”

“Mira si la rubia de bote sabe escribir bien de vez en cuando. ¿Y qué mierda dropa los emperiums en medio de una ciudad chica lista?” A ella le parecía siempre increíble lo rápido que hablaba aquel chico siempre cuando estaba enojado.

“los merch cielo los merch dropan emperiums, lo dropan todo… buskaremos esa zona y lo droparan y au” Contestó ella segura de si misma.

 El ladrón tranquilo agregó a la conversación, con esa voz que tienen los que andan enamorados de alguien y no sólo no se atreven a decírselo sino que hablan siempre con miedo a ser rechazados por la persona que quieren “San peque, entre los tres no tenemos ni para medio emperium…”

 Ella nada mas escucharle se paró en medio camino, se puso delante del ladrón tranquilo, le colocó sus pequeñas manos a ambos lados de su cara y le susurró con voz muy dulce mientras le miraba con ojos de gatita “cielo ¿kien dijo k vamos a komprar nada?” Y luego le beso breve y dulcemente la nariz.

 El ladrón nervioso estalló en carcajadas “Jaaaa, jajaja mira la zorra rubia que lista que es… Piensa zorrear para conseguir el empe. Me muero de la risa y lo mejor le da un beso al atontado este en la nariz y ya está conforme…que lista eres puta.”

 “soy peliroja…”

 “Pelirroja y puta. Mira rubia si lo vas a sacar así por mí vale, ahora bien quiero una daga…”

“tendras tu daga…”

 “Y botas, necesito botas y una armadura y el bobo este de aquí también todo eso.”

 “Yo no necesito objetos, ya lo sacaré todo por mí mismo.” Respondió nervioso como niño que es atrapado cuando hace una travesura él que era el ladrón tranquilo.

 “Ah no me jodas ella tendrá la gloria y nosotros el equipo, si lo tenemos que hacer mal lo hacemos mal los tres…Esta puta es buena, ya la he visto muchas veces trabajando, la pones en una esquina de Prontera y…”

 “no t pases k m estas tokando las narizes ya…hoy m tenes hasta el koño”

 “Oh, oh la zorrita rubia se pone rebelde ¿Y qué vas a hacer si sigo?”

 “yo no hare nada lo hara el o mejor dicho algun monstruo que pasaba por aki…” La voz de ella sonó firme mientras señalaba al ladrón tranquilo. Él nervioso la conocía bien así que se quedó unos segundos mirando a la cara del ladrón tranquilo y aunque el ladrón nervioso fuera nervioso no tenía nada de bobo y decidió que era mejor no hablar más durante aquel camino.

 Los tres reemprendieron la marcha hacia la ciudad. Ella se puso junto al ladrón tranquilo durante la caminata, le pasó su brazo por dentro del suyo mientras caminaban y de nuevo le habló con aquella vocecita dulce que era capaz de calmar al más fiero dragón “cielo tendrás ekipo k tardarias semanas en tener, no se enterara nadie de komo lo tuviste y kon ese ekipo podras ayudar al gremio mas y mejor…”

“Pero San…” Musitó él.

“shhhh no digas nada cielo”.

 La cantidad de mercaderes negociando en la ciudad era bastante grande y el tumulto alrededor de ellos mucho mayor. Los dos ladrones iban mirando las tiendas con sus precios mientras que la acólita parecía estar buscando otra cosa.

 “¡Joder! Medio millón de zenys los emperiums, están tarados aquí” No paraba de quejarse el ladrón nervioso.

 Ella señaló con un dedo discretamente una esquina “Mira alla hay uno k seguro dropa empes”

 El ladrón tranquilo la susurró “San eso es un paladín y no un merch” Ella marchó sin prestar atención al aviso de su compañero hacia aquel hombre acorazado que estaba plantado con su ancha espalda apoyada contra la pared y con cara de aburrimiento.

 “holas señor paladin, wenas noches me llamo sandra” Le dijo la pequeña acólita con voz alegre, mirando hacia arriba directamente a los ojos de aquella masa de músculos y armadura que estaba en aquella esquina.

 “WENAS NOCHES HAMIJA ¿UTE M CONOCE?” Contestó con tremenda voz totalmente acorde a su físico.

 “no señor paladin no le konozko yo soy nueva en este mundo apenas desembarke hoy, no tengo nivel ni nada”

 “TIENES ¿??NOVIOH ¿?VISCAS NOVIO NTONCE????”

 La voz de ella se iba suavizando conforme el poderoso paladín se interesaba en la conversación “señor paladin yo andaba buscando un emperium, son muy karos y mi bolsillo esta vacio”

“AHH YAAA JAMIGA YO NOI SOY NOOOB tU KIERESS SAKARMEH ZENY Y LUEGO T HIRAS K    WEBAAAA M DAA”

 Ella puso carita triste y se acercó a él todo lo que pudo sin llegar a tocarle “señor mis amigos son muchos akaban de llegar a xatiya y necesitamos emperium para estar juntos, seguro una bota suya vale mas k eso… yo no kiero nada para mi”

  Él empezó a reírse mientras hablaba “SI MIS BOTASS VALEN MAS K ESASS WEASS Y YO KAGO EPERIUMS SI QIERO TNGO DESO Y DeTOD”

 Ella, al escuchar que tenía el preciado objeto, puso sus dos manos sobre la parte de la armadura que protegía el pecho de él “señor paladin para usted es una bobada y ayudaria kon eso a un monton de personas y yo sere muy agradecida”.

 “JAJAJAA HAMIJA M HZO REIR KOMO UNA MATAPORING M DARAH NADA YO TENGO TODO SLOOH ME FALTA AURA DE PODER” Sus últimas palabras sonaron algo tristes y ella se percató por donde entrar gracias a aquella herida…

 “oh señor paladin ¿komo alguien komo usted tan poderoso no tiene aura de poder?” Preguntó ella con fingida voz de sorpresa.

 ”TODOS MS HAMIJOS YA TIENEN YO NO Y SIEMPRE MESES MATANDO PERO NADA YAH ME ABURRY”

 “señor paladin pronto sere la gran sacerdotisa mas poderosa de xatiya, deme un emperium y yo le dare a kambio su aura… tiene manos fuertes señor solo necesita una pekeña ayuda, muy pekeñita” Y las manos de ella bajaron despacio por el torso de él, buscando sin prisa aquellas manos enfundadas en guanteletes de acero y al encontrarlas las apretó con toda la fuerza que puede apretar una chica pequeña a un hombre que le dobla en tamaño “anoteme komo su amiga, no le fallare no perdera nada usted ya lo tiene todo”

 “PFFF SIEMPRE HAYUDANDO A LO DEMAS PFFF” El emperium apareció en las manos de él y lo puso sobre las de ella; ella deslizó el preciado objeto en uno de sus bolsillos y volvió a aferrarse a las manos de él.

 “mi paladin, mi poderoso paladin… tambien necesito dos ekipos basikos para ladrones y otro para un monje tambien… ”.

“WTFFF QEUUU QEEEEEEEEE QUEEEEE????” Por un segundo la acólita pensó que pobre paladín mientras una pequeña sonrisa se le escapaba de los labios, pero apenas fue eso un segundo…

 Al fondo de la calle los dos ladrones compañeros de Sandra miraban la escena sin poder escuchar lo que decían, aquello se hacía algo largo; en la cara de uno había una sonrisa tremenda a juego con sus ojos ambiciosos mientras que en la del otro había mirada de odio… El ladrón nervioso en gesto de amistad tenía pasado su brazo por encima de los hombros del ladrón tranquilo, al menos era eso un gesto ya que en realidad no quería que aquel se levantase y lo estropease todo…

 La noche caía sobre el joven mundo de Xatiyaro cuando los tres compañeros regresaron al campamento de su gremio, cargados de equipos y con el preciado emperium en su poder. Todos los grupos habían ya regresado antes que ellos con las manos vacías y cuando la acólita mostró orgullosa el objeto a todos; la dijeron que el viejo Guild Master se había ido para no volver. Ella no preguntó sobre aquello, era algo que todos sabían que sucedería y escucharon atentos y crédulos como contaba patrañas sobre los monstruos que habían tenido que enfrentar para conseguirlo. “¿keren k lo rompa?” Preguntó feliz al final de su relato.

 El ladrón nervioso se quejó delante de todos; aquel que rompía el emperium se convertía de forma automática en el Guild Master y él al igual que algunos mas ambicionaba aquello “No puede ser que sin votación la loca rubia se convierta en la reina de todos…” Se quejó.
 
“cielo tienes razon, ¿alguien se kiere presentar kontra mi en una votacion?” La voz de ella sonó alegre aparte de irónica, su gente la quería y ella lo sabía de sobra; el ladrón nervioso sabedor de haber hecho el ridículo en público miró para otro lado casi a la vez que el gremio al completo gritaba: “¡Larga vida a la reina!”

 Ella se levantó; pronunció las palabras mágicas, que le había enseñado hacía tiempo el viejo Guild Master, mientras alzaba la piedra y ésta se quebró en mil trozos en medio de un aro de luz mágica y las ovaciones de fondo de decenas de los que serían los mas grandes guerreros de aquel mundo.

 Visual Lions, el gremio destinado a ser el más poderoso que jamás pisó Xatiyaro estaba formado…

                        =======================================

 La hilera de herreros pasó con sus carritos de camino a las murallas, algunos la saludaban con las manos o con gestos, otros le decían frases guerreras, los mas tímidos sólo la sonreían… En sus carros transportaban mas de cien millones de zenys en usables para las tropas que iban a defender el castillo; diez zenys por cada zeny que sus espías le habían dicho que se iba a gastar el rey de Chrono Of Legion en aquella batalla; cualquier imbécil junta a un ejercito pero ningún imbécil le da de comer, ese era el pensamiento de la reina de Payon, al menos ese era el día anterior ahora mismo tenía su pensamiento en otra parte, en otro tiempo…

 Ella plegó con cariño aquel estandarte olvidado y lo puso sobre sus piernas. Sus manos volvieron a adentrarse en el cofre de elunium y sacaron de el un emperium, un objeto que tenía que haber tenido un uso que jamás llegó a darse. Pensó en mandarlo llevar junto a los cientos de emperiums que residían en las cámaras del tesoro del castillo de Kriemhild, mas no podía; aquel solitario emperium traía muchos recuerdos, de una época olvidada, a su memoria…

                           =======================================

 El acólito, seguido de otras dos acólitas, entró en la sala del trono. Una sala situada en una de las muchas casas pequeñas que había al lado del embarcadero de la ciudad de Alberta y un trono que era apenas una silla de madera.

 La voz de este hombre siempre la calmaba, su tono siempre era seguro y fuerte, incluso en los momentos más difíciles “Sandra, los herreros trabajaron toda la noche y tal como pediste aquí tienes la corona de acero. Por cierto, felicidades por ser sacerdotisa tan rápido. Siempre vas por delante, nos impresionas a los demás” Ella se puso la corona y se miró sonriente a un pequeño espejo de mano.

 “¿t gusto el ekipo d monje k t traje cielo?” Preguntó ella y sin esperar su respuesta le habló a las dos chicas mientras sacaba la lengua y les guiñaba el ojo en una mueca divertida “ayer os konsegui unos anillos magikos y unas armaduras de sacerdotisa para las dos y otra kosa mas, sorpresa, sorpresa ¿k sera?”. Ambas sonreían mientras la miraban con ojos curiosos esperando el regalo.

 El futuro monje se decidió a hablar cuando la vio callada “Sí, San. Gracias. Ya te devolveré el favor habrá tiempo para eso, parece que estaremos en este mundo bastante”

 “son tres mundos ya sakandote el ekipo aynsss algun dia me lo sakaras tu a mi ¿si cielo?” Él se sonrojó un poco aunque no demasiado y prefirió como era habitual en él sonreír tímidamente a hablar cuando ella le recriminaba algo.

 La reina de aquel gremio, aun entonces desconocido en aquel mundo, se dirigió de nuevo a las dos acólitas “a ver niñas, futuras sacerdotisas, k soys las mas keridas por todos… tengo trabajo para vosotras”

 “Pero danos el regalo sorpresa antes San, es mas alegre trabajar con regalos” Respondió riéndose la mas joven de las dos.

 “buaa k desesperada si tiene k ver kon el regalo el trabajo klaro, mientras el gremio krece y nuestra gente aun no puede entrar toda los agrupareis segun el barko en el k vinieron asi estaremos todos juntos hasta k esto krezka” La reina sacó un pequeño cofre y ante la mirada atenta de los tres que la acompañaban en la sala, lo abrió y les mostró el contenido; ocho emperiums, repartió uno a cada una de ellas y luego cerró el cofre dejando sólo seis dentro.

 “Oh, San cuanta emoción. Seremos Guild Master” Dijo la acólita mas joven y aplaudió emocionada mientras miraba con fascinación su emperium. La acólita mas mayor al contrario que la otra puso mirada seria y le habló a su reina “San para poder con esto sabes que no podremos conseguir equipo y nos costará mucho adquirir poder y ser grandes sacerdotisas”

 “la experiencia es un grado esta klaro k sabes de k va esto y por eso mismo t elegi para ello, no pienses k os mande llamar a las dos d kasualidad” La acolita mayor resoplaba mirando aquel emperium, la respuesta negativa a una orden no existía en Visual Lions y haría aquello lo mejor posible le gustase o no.

 La acólita joven miró a su reina, no era alguien que pensase las cosas mucho antes de hablar, un error grande que todos cometemos de jóvenes “Si a ella la seleccionaste por su experiencia que tiene y mucha ¿Por qué me elegiste a mí?”

 Y con una sonrisa a la vez que le guiñaba el ojo le respondió “pk aunk seas una manka infernal t keremos cielo, no hay nadie mejor k tu para eso asi k no hagas preguntas bobas, lo haras bien t lo prometo” Que su reina confiara en ella le sobraba, no necesitaba más explicaciones aquel era un momento para recordar.

 “k feliz k estas nena jajaja le llamaras a ese gremio Visual Rebeldes y le pondrás de emblema el ojo rojo d Lucy”

 “¿Cuál es ese emblema San?” Preguntó visiblemente avergonzada la futura primera Guild Master de Visual Rebeldes.

 “Oh ya estamos kon las preguntas mira en el orakulo de Google alla esta eso”

 El monje que andaba callado ofreció su ayuda “Yo les echaré una mano con los emblemas y el oráculo de Google”

 La acólita mayor se adelantó a lo que le iba a pedir su reina “A mí me tocará el ojo rojo de Naruto claro…”

 “Chika lista…” Contestó su reina “y le pondras obviamente el nombre de Dark Chronicles, el mismo k llevaba tu barko; los dos emblemas a juego kon el del gremio principal, vamos a llenar de ojitos este mundo y sera pronto muy pronto…”

 La reina se levantó de su silla y se puso a mirar por la ventana; allí afuera decenas de sus soldados o sus nenes como los llamaba ella andaban duelando, intercambiando cosas y comentando alegremente las anécdotas del día… Ella mandaba cada semana grupos a pillar cartas mágicas y equipos para repartir entre todos; como se explicó antes no existía individualidad alguna y si alguien necesitaba algo y no podía tenerlo los demás se lo conseguían sin dudar. Siempre sonriente, desde su ventana veía como se equipaban cada vez mejor y adquirían mas poder, preparándose para la conquista de aquel mundo y así pasaron tranquilas las semanas…

                           =======================================

 “¿San cómo puedes estar tranquila? Están rodeando las murallas ya. ¿Qué haces mirando eso? ¡Despierta!” El sniper vestido de asesino estaba claramente nervioso, él siempre lo fue pensó ella mientras le sonreía.

 La reina de Payon puso aquel antiguo emperium sobre el estandarte olvidado. Sus manos volvieron a adentrarse en el cofre de elunium y sacaron de el un pergamino y un elaborado anillo de oro decorado con un gran diamante.

 El sniper vestido de asesino al no recibir respuesta de su reina salió corriendo hacia las murallas, él era un hombre de acción no iba a esperar a que su reina despertase del ensimismamiento. Total él sabía lo que ella quería y era sangre lo mismo que él; mientras estuviera con la cabeza en otra parte no le haría vestirse de bardo, algo que él odiaba.

 Con una de sus manos ella jugaba distraída con el anillo mientras que con la otra miraba aquel pergamino amarillento en el cual el tiempo había hecho estragos, apenas se podían leer medias frases y palabras sueltas sin sentido para nadie que no lo conociera… Pero ella era una de las pocas personas en la historia de aquel mundo que conocía su contenido. Un contenido que cuando se escribió cambió todo el mundo de Xatiyaro para siempre...

                           =======================================